miércoles, 18 de octubre de 2017

El color en Venecia - Camillo Boito


Título: El color en Venecia  
Autor: Camillo Boito
 
Páginas: 176
 
Editorial: Gadir 
 
Precio: 16 euros 
 
Año de edición: 2013 

Este librito reúne cuatro relatos escritos por Boito entre 1876 y 1891. Tres de ellos constituyen un homenaje a la belleza de Venecia y tienen el mérito de resultar amenos, inteligentes y muy agradables de leer. Están llenos de un gusto estético muy refinado y llama la atención su capacidad evocadora. Son ideales para ser leidos después de una visita a la Serenísima y tienen el poder mágico de rodearnos de canales, el ruido del agua, la sombra de los palacios...

El primero de ellos, que da título al libro, se dedica simplemente a la dificultad de captar los colores de la ciudad y constituye un verdadero intento de captarlos y describirlos con la palabra en competencia con la pintura y el dibujo. Del fracaso nace un texto bellísimo que vale la pena leer despacio.

El segundo «El maestro del setticlavio» es una historia veneciana de tema musical, un relato muy bien armado que se deja leer con agrado. El setticlavio es el conjunto de las siete claves empleadas en solfeo y da nombre a uno de los exámenes que hay que aprobar en las escuelas de solfeo italianas.

El libro se cierra con «Cuatro horas en el Lido», un delicioso apunte sobre las sensaciones de un nadador solitario en esa isla. Y para el final me he dejado el tercer texto «El diablo mudo, un relato de tintes góticos, romántica y tenebrosa sobre la culpa, la expiación, la vejez, el pecado y la muerte que me ha encantado. Un relato estupendo que recuerda a los mejores cuentos de E. T. A. Hoffmann y que está pidiendo que Tim Burton lo adapte al cine.

Cuatro relatos con mucha personalidad, cada uno en su estilo, alrededor de la ciudad de Venecia, que nos transportan a sus plaza medievales y nos muestran aspectos de la ciudad difíciles de captar de otro modo: la ironía veneciana, la alegría de los entierros que es una herencia de la influencia oriental de la ciudad, el carácter complejo de los venecianos, llorones y festivos al mismo tiempo, las antiguas aguadoras (bigolanti) que portaban el preciado líquido, un estudio y clasificación de los gondoleros, el caso del gondolero que leía a Dante...

Un auténtico viaje a la Perla del Adriático desde la comodidad del sofá de casa, escrito con una prosa tan cuidada y sonora que parece modernista. Un libro estupendo que se lee volando, muy recomendable para todo tipo de lectores. 

Camillo Boito (Roma, 1836-1914) fué un arquitecto, crítico y escritor italiano y una de las figuras más importantes de la cultura de ese país en la segunda mitad del siglo XIX. Estudió en Padua y en la Academia de Venecia. Fué profesor durante 45 años en el Politécnico de Milán.

Su principal actividad fué la Arquitectura y la Restauración, campo en el que realizó trabajos muy importantes y elaboró teorías que todavía hoy se estudian. 

En literatura, participó en el movimiento llamado la Scapligiatura, equivalente italiano a la Bohemia parisina. Escribió relatos, entre los que destaca «Senso», brillantemente llevada al cine por Luchino Visconti y Tinto Brass. Toda su obra literaria gira alrededor de la estética y la belleza.
              
Camillo Boito
           
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

martes, 17 de octubre de 2017

No pidas sardina fuera de temporada - Andreu Martín y Jaume Ribera


Título: No pidas sardina fuera de temporada
Autores: Andreu Martín y Jaume Ribera 

Páginas: 179
 
Editorial: Cátedra 

 
Precio: 16 euros 
 
Año de edición: 2016 

Ésta es la primera novela en la que aparece el detective adolescente  Juan Anguera, alias Flanagan, un chaval de catorce años que en sus ratos libres hace pequeños trabajos para sus compañeros de Instituto, hasta que se encuentra con algo que no acaba de entender, algo que tiene gato encerrado y que se va a ir enredando cada vez más cuando Flanagan trata de averiguar qué es lo que pasa.

Construir una novela de intriga que funcione y sea amena tiene ya mucho mérito, pero es que además este libro no pierde en ningún momento el tono de literatura juvenil, dosifica la información con mano maestra y durante un buen número de páginas, el lector esta tan despistado como el protagonista, hasta que uno se topa de bruces con el verdadero tema del libro.

¿A qué alude el título? Ése es uno de los intríngulis de este curioso libro, así que no os voy a decir nada. Hay aquí además crítica social dura y muy bien articulada, como en toda novela negra que se precie, una trama muy creíble, diálogos ingeniosos y naturales, y un final inesperado e inquietante. Así que esta novela funde dos líneas temáticas, habitualmente separadas: la novela negra y la literatura juvenil Y creo que lo hace de manera brillante.

No puedo decir más, es mejor que disfrutéis de esta propuesta narrativa, publicada en 1987 y ganadora en 1989 del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. Una novelita excelente sobre un tema que se las trae, amena, inteligente, inquietante y reveladora. Un trueno de libro.
                   
Andreu Martín (Barcelona, 1949) es un psicólogo que nunca ha ejercido es profesión, porque prefirió escribir historias. Comenzó como guionista de cómic en la Editorial Bruguera, para un público infantil. Luego publicó para adultos en El Víbora, El Jueves y Cimoc. En 1979 publicó su primera novela negra, titulada «Aprende y calla». Desde entonces, se ha consagrado como uno de los grandes del género negro en español.

Jaume Ribera (Sabadell, 1953) empezó a estudiar Periodismo, pero lo dejó para escribir guiones para la Editorial Bruguera, en donde acabó por escribir historietas de casi todos sus personajes. A partir de se hizo famoso como coautor, junto a Andreu Martín, de la serie de novelas sobre Flanagan, un detective en la edad del pavo.

Andreau Martín y Jaume Ribera

Publicado por Antonio F,. Rodríguez

lunes, 16 de octubre de 2017

Paradiso - José Lezama Lima

                
Título: Paradiso
Autor: José Lezama Lima

Páginas: 656
 
Editorial: Cátedra 


Precio: 13,10 euros 
 
Año de edición: 2006 (3ª edición)

Bueno pues aquí tenemos un auténtico ochomil literario, una de esas montañas de palabras realmente difíciles de leer, que desde la majestuosa altura de su cumbre parecen desafiar a los lectores más osados. Dos características resumen el carácter del reto: más de 600 páginas de lectura realmente difícil y la opinión unánime de la crítica y la profesión que la clasifican como una obra maestra.

Publicada en 1966, «Paradiso» es la única y gran novela de José Lezama Lima, el gran patriarca de las letras cubana, que tardó 17 años en acabarla y se dice que al corregir los errores tipográficos de su secretaria, encontraba nuevas reminiscencias y efectos en cada error y finalmente, los dejó casi todos sin tocar.

¿Qué por qué es tan difícil de leer esta novela si es tan buena? Pues porque el autor es ante todo un poeta, que expone en toda su obra una visión del mundo muy particular, basada en la armonía perfecta de todas las cosas que establece Eros, el Amor universal, o mejor dicho, Dios, tal y como él lo entiende. 

Dentro de ese maremagnum sagrado, el ser humano debe entregarse a su destino, dejarse arrastrar por él y seguir el camino ascético del que en todo ve signos y metáforas, símbolos y relaciones, percepciones que aluden a otras y se relacionan entre sí. Panteísmo poético y trascendencia mística, esas son las dos clave con las que Lezama Lima ve el mundo y la vida.

De tal manera que aparentemente la novela cuenta varios episodios clave de la infancia y adolescencia en la Habana de José Cemí, un trasunto del propio autor, a menudo de contenido sexual y erótico, a veces salpicados de conversaciones de tema religioso y filosófico, pero sin caer en la digresión excesiva, a ratos sobre episodios de la historia cubana.

Todo ello narrado con una exuberancia verbal muy notable, que reviste de  imágenes y sugerencias lo cotidiano, porque para el autor lo más importante no es lo que pasa sino todo lo que está relacionado con lo que pasa y la palabra, más que un instrumento de narración y descripción, es la varita mágica que invoca imágenes y sensaciones, y cuantas más imagenes simultáneas se invoquen, más cerca estaremos del éxtasis, del supremo conocimiento.

Un novela muy singular, originalísima y poética, rompedora, que no se entiende si antes no se estudia en detalle el prólogo y los textos explicativos previos, excelentes en esta edición de la editorial Cátedra, y que se debe ascender con la ayuda del oxígeno que presta un resumen que indique qué sucede en cada capítulo, para no perderse demasiado.

No encontré ninguno cuando leí esta novela y me lo hice yo mismo en una primera lectura, en la que solo me fijaba en la acción exterior. En un segundo recorrido usé esos resúmenes y disfrute a ratos de la selva de significados y conexiones que establece este hombre.

En fin, una novela difícil de leer, rara e interesante a más no poder, ideal para lectores intrépidos y esforzados, amantes del riesgo y de las emociones fuertes. Si eso es lo que buscáis, esta obra desde luego que lo tiene.
      
Jose Lezama Lima (La Habana, 1910-1976) fué un poeta y novelista cubano, considerado como uno de los más importantes de su país y de todo el continente, especialmente por esta novela, Paradiso. Creador de un neobarroco americano muy personal, mezcla  en su lenguaje metáforas, alusiones, alegoría e imágenes.

Cuando tenía nueve años falleció su padre, un coronel del ejército, y el pequeño Lezama fué criado por su madre y sus dos hermanas en casa de su abuela. Fué un lector muy precoz y voraz, que a los doce años se había leído toda la biblioteca paterna. Estudió Derecho en la Universidad de La Habana.

Estando en la Universidad inició las dos grandes actividades que llenarían su vida: escribió su primer libro de poesía y fundó varias revistas literarias. Alentado por el magisterio de dos exiliados españoles, Juan Ramón Jiménez y María Zambrano, lideró el grupo de poetas Orígenes.

Al triunfar la revolución cubana fué nombrado para dirigir varias bibliotecas. Cuando tenía 54 años falleció su madre, con la que vivía y en ese mismo año, se casó con María Luisa Bautista. En 1970 dejó sus cargos públicos y se dedicó a escribir en exclusiva.

José Lezama Lima
                 
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

domingo, 15 de octubre de 2017

Por tu cuerpo - Octavio Paz

 
Hoy voy a hablaros de un bello poema de Octavio Paz, que conocí hace años, cuando era un adolescente gracias a un tema de Luis Pastor basado en él. Se trata de un canto al cuerpo de la amada de una arrebatadora belleza que me emocionó la primera vez que lo oí.

Luego lo olvidé, pasaron los años y hace poco ví por casualidad una entrevista a Luis Pastor y me acordé de aquella canción que me había conmovido hacía años. Inmediatamente la busqué en la red y experimenté un viaje inmediato al pasado. La melodía me transportó en segundos a otra época, a otro lugar, lleno de recuerdos y sensaciones pasadas. 

Eso es lo que pasa a veces con Internet, que permite los viajes en el tiempo. Aquí os dejo el poema y la versión del cantautor extremeño. Espero que os guste tanto como a mí. 


Por tu cuerpo
(Fragmento de «Piedra de sol», 1960)
             
Voy por tu cuerpo como por el mundo,
tu vientre es una plaza soleada,
tus pechos dos iglesias donde oficiala sangre sus misterios paralelos,
mis miradas te cubren como yedra,
eres una ciudad que el mar asedia,
una muralla que la luz divide en dos mitades de color durazno,
un paraje de sal, rocas y pájaros bajo la ley del mediodía absorto,
vestida del color de mis deseos como mi pensamiento vas desnuda,
voy por tus ojos como por el agua,
los tigres beben sueño de esos ojos,
el colibrí se quema en esas llamas,
voy por tu frente como por la luna,
como la nube por tu pensamiento,
voy por tu vientre como por tus sueños
tu falda de maíz ondula y canta,
tu falda de cristal, tu falda de agua,
tus labios, tus cabellos, tus miradas,
toda la noche llueves,
todo el día abres mi pecho con tus dedos de agua,
cierras mis ojos con tu boca de agua,
sobre mis huesos llueves,
en mi pecho hunde raíces de agua un árbol líquido,
voy por tu talle como por un río,
voy por tu cuerpo como por un bosque,
como por un sendero en la montaña que en un abismo brusco se termina
voy por tus pensamientos afilados
y a la salida de tu blanca frente mi sombra despeñada se destroza,
recojo mis fragmentos uno a uno y prosigo sin cuerpo.

Octavio Paz 

Canción de Luis Pastor.

 Publicado por Antonio F. Rodríguez.

sábado, 14 de octubre de 2017

Exposición sobre la bohemia en Alcaná

https://www.libros-antiguos-alcana.com/exposicion-bohemia

Libros Alcaná, una de mis librerías de cabecera, inauguró el pasado día 1 de octubre una exposición sobre la bohemia española, que permanecerá abierta hasta el 31 de marzo. La muestra se compone de unos cincuenta libros de la época, bellamente editados e ilustrados, fotos y un catálogo explicativo muy interesante.

La bohemia fué una subcultura que apareció en París en el siglo XIX, formada por quienes malvivían en los cafés parisinos sin apenas dinero esperando que una obra, un poema o un cuadro triunfasen y les abriesen las puertas de la gloria. El texto fundacional parece ser «Escenas de la vida bohemia» (1847) de Henry Murger (1822-1861).

Henry Murger en 1854

El término bohemio viene de la Bohemia, una de las tres regiones históricas que componen la República Checa, desde donde llegaban a París gitanos muy pobres a buscarse la vida mendigando. De ahí el término pasó a designar a los artistas pobres y marginales que llevaban una vida de gitanos.

El bohemio típico era un artista de aspecto desaliñado, contrario a las convenciones sociales y crítico con una sociedad capitalista, patriarcal y burguesa. El auténtico bohemio rechaza la vida convencional y prefiere vivir en la marginalidad, dedicado solo a su arte. El planteamiento no carece de romanticismo y ha hecho correr ríos de tinta y se ha hecho famoso con la ópera «La Bohéme» de Puccini y el tema del mismo título de Charles Aznavour.


En España, en el último tercio del siglo XIX y el primero del XX apareció en Madrid una bohemia artística y literaria habitual de los cafés y la vida nocturna de la capital. Ligada a la Generación del 98, a la del 27 y al Modernismo, incluyó a nombres como Francisco Villaespesa, Emilio Carrere, Eduardo Zamacois y en sus inicios, Valle Inclán y Ruben Darío.

En este enlace tenéis un excelente resumen de  la exposición. Tiene un enorme mérito que una librería de segunda mano organice exposiciones de libros antiguos y curiosos como esta, que hace ya por lo menos la número siete. Ha habido muestras en Alcaná dedicadas a los libros de la colección Pulga, los cuentos de la editorial Calleja, la colección Reno, Cervantes, postales antiguas y Cien años de soledad.

Libros Alcaná es una librería de libros de lance y de segunda mano situada en el profundo Tetuán, en la madrileña calle Marqués de Viana número 52. Es un establecimiento muy majo, con un catálogo en línea mantenido escrupulosamente al día, libros en buen estado, precios  bajos y unos fondos impresionantes, de más de 150 000 libros, de los que según se puede comprobar en el buscador, más de 70 000 se venden por menos de 3 euros. 

Tienen además siempre música clásica de fondo y el personal trata muy bien a la clientela. Os la recomiendo.
  

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

viernes, 13 de octubre de 2017

En busca de la isla esmeralda - Antonio Rivero Taravillo

   
Título: En busca de la isla esmeralda
Autor: Antonio Rivero Taravillo

Páginas: 440
 
Editorial: Fórcola

Precio: 24,50 euros 
 
Año de edición: 2017


Como reacción y complemento a la publicación en 2014 de «Pompa y circunstancia», un diccionario sentimental y personal de la cultura inglesa, a cargo de Ignacio Peyró, el escritor melillense Antonio Rivero Taravillo acaba de hacer lo propio en la misma editorial con la cultura irlandesa.

Efectivamente, este libro encantador ofrece un ameno y muy documentado recorrido, amplio, completo y exhaustivo por la cultura de la verde Erin, en forma de diccionario de autor, elaborado por un enamorado de Irlanda.

Un país realmente amable, en el que hay una gran afición por la música, lleno de gente buena, católica, algo alcohólica, extrovertida, simpática, literaria, imaginativa y con un sentido del humor excelente. Aquí se habla, entre otras cosas, de la literatura del país, el cine, los deportes gaélicos, la cerveza Guiness, los bardos y los druidas, los contadores de historias, la gastronomía, la búsqueda de raíces homéricas, las relaciones con Inglatera, etcétera.

Una especie de enciclopedia personal sobre una isla muy especial para todo aficionado a la lectura, porque tiene la mayor densidad de escritores geniales por kilómetro cuadrado y siglo: Jonathan Swift, Laurence Sterne, George Berkeley, Bram Stoker, Oliver Goldsmith, Oscar Wilde, Roger Casement, Bernard Shaw, Sheridan Le Fanu, W. B. Yeats, Colm Tóibïn, James Joyce, Samuel Beckett, Flann O'Brien, C. S. Lewis y John Banville, entre otros. Por cierto, en Irlanda los escritores no pagan impuestos.

Un monumento a la hibernofilia (el amor por todo lo irlandés), un libro que debe estar en la biblioteca de todo viajero que se precie, ideal para empaparse bien de cultura irlandesa antes de visitar el país, una isla encantadora en la que los españoles nos sentimos especialmente bien gracias a la amabilidad de sus habitantes y a varios puntos en común: la extroversión, el sentido del humor y la vida en los pubs. Es muy fácil pasárselo muy bien en Irlanda.

Antonio Rivero Taravillo (Melilla, 1963) es un escritor melillense, afincado en Sevilla desde hace años, que ha tocado prácticamente todos los géneros. Estudió Filología en las universidades de Sevilla y Edimburgo. Allí estudió gaelico escocés, galés e irlandés.

Ha dirigido varias revistas y centros culturales, es autor de varios libros de viajes, de siete poemarios, de numerosas traducciones, ensayos, volúmenes recopilatorios de artículos y una biografía de Luis Cernuda.

Es además un reconocido celtista y ha publicado varias antologías de poetas irlandeses y gaélicos. Desde el 2008 publica el blog Fuego con nieve.

Antonio Rivero Taravillo

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

jueves, 12 de octubre de 2017

Atlas de los prejuicios - Yanko Tsvetkov


Título: Atlas de los prejuicios
Autor: Yanko Tsvetkov

Páginas: 74
 
Editorial: Createspace
 
Precio: 11,60 euros 
 
Año de edición: 2013


Los mapas están de moda y últimamente han aparecido un buen número de libros alrededor del gran tema de la importancia de la geografía y su enorme influencia sobre la política, la cultura y las sociedades en general. 
 
Hoy, sin embargo, vamos a hablar de mapas hechos con humor.  Y es que el Atlas de los prejuicios es un conjunto de mapas a pequeña escala que juegan con los estereotipos y dividen grosso modo los continentes y países en grandes zonas. El efecto es cómico y mueve a la reflexión sobre cómo manejamos los tópicos, las ideas preconcebidas, las generalizaciones y los estereotipos. Como ejemplo, aquí podéis ver veinte manera de dividir Europa, por ejemplo: 

https://atlasofprejudice.com/tearing-europe-apart-10d01e876eab

En la página web del libro (en inglés) podéis ver muchos más ejemplos y comprar la obra en español (un solo volumen, 74 páginas) o en inglés (148 páginas, equivale a dos volúmenes). 

Los textos que acompañan a los mapas están llenos de ironía y un humor políticamente incorrecto muy especial. Se explica, por ejemplo, que el primer animal domesticado fué el chivo expiatorio.

Yanko Tsvetkov (Varna, 1976 ) es un artista búlgaro, que vive en España, publica en inglés y vende sus libros en medio mundo. Estudió cine en la Nueva Universidad Búlgara, ha vivido en Reino Unido y desde el 2012, dicen que debido a la paella, vive en Valencia.

Detesta las notas biográficas y es muy difícil averiguar detalles sobre su vida. Ha trabajado como editor de vídeos, profesor, creativo de publicidad, diseñador de páginas web y actualmente se dedica al diseño. Vale la pena visitar su página personal http://alphadesigner.com/.

Cree que es una buena idea llevar una vida simple y es lo único que se considera un maestro. En todo lo demás dice ser un aficionado. Es un perfeccionista obsesionado con los detalles. Tardó diez años en darse cuenta de que no encajaba en ninguna profesión tradicional. Le gusta cocinar y las mezclas culturales.

Yanko Tsvetkov

Publicado por Antonio F. Rodríguez.